Posts Tagged ‘colaboradoras’

Poncho largo con trenza central

Colaboración Mari Carmen Izquierdo

Aportado por Mari Carmen Izquierdo de Xena’s Tejidos
https://www.facebook.com/Xenas-tejidos-438533863019670

Materiales
Agujas del 6’5
9 ovillos de Norway de Katia
1 Aguja lanera

Puntos
Derecho
Revés
Trenza: La trenza se cruza cada 14 vueltas, y se hace cogiendo los 6 primeros puntos en una aguja y la ponemos x detrás de la labor hacemos los 6 siguientes puntos al derecho y cogemos los de la aguja y los tejemos luego cogemos los otros 6 siguientes y los ponemos en otra aguja por delante de la labor tejemos los 6 siguientes al derecho y seguidamente tejemos los 6 de la aguja.

Espalda
Ponemos 86 puntos y hacemos
7 puntos elástico 1/1
72 puntos jersey revés
7 puntos elástico 1/1
Y vamos tejiendo asin hasta que hagamos 50 cms ,cuando llegamos a los 50 Cms aumentamos un punto a cada lado 5 veces cada 6 vueltas, y tenemos 96 puntos y ya seguimos tejiendo hasta los 90 cms en total

Delantero
Ponemos 94 puntos y los distribuimos de la siguiente manera
7 elástico 1/1
28 jersey revés
24 jersey derecho (es donde va a ir la trenza)
28 jersey revés
7 elástico 1/1
Y hacemos 8 vueltas así y la siguiente vuelta hacemos el primer cruce (los demás cruces se harán cada 14 vueltas) igual que en la espalda en los 50 cms hacemos los aumentos luego cuando tenemos 82 cms vamos a hacer la disminución para el cuello disminuimos los 24 de la trenza y luego 3-2 y seguimos hasta llegar a los 90 cms en total

Armado
Entonces cerramos los hombros yo lo he hecho a 3 agujas pero eso es opcional Cuando los hayamos cerrado cogemos los puntos para hacer el cuello yo lo hice elástico 1/1 y ya le coses los laterales.

Para cualquier duda podéis encontrar a Mari Carmen en Xena’s Tejidos haciendo clic AQUI.

Calcetines Lana Merino Superwash Mondial

IMG_20150103_101244

https://www.facebook.com/OrihuelaLanas

Materiales:
Aguja nº 4
2 ovillos de 50 gramos
Talla 43 aprox.

Instrucciones:

Montar 50 puntos, y tejer, en punto elástico 1/1 lo que deseemos de tobillero, mínimo 10 cm.

Tejer los 16 primeros puntos, dejando los 34 restantes en espera, hasta tener 22 pasadas en punto de derecho.

Sobre estos 16 puntos tejer el talón de la siguiente manera: 8 p derecho, un surjete sencillo (dejar los siguientes 6 puntos en espera), quedan 9 puntos en la aguja que se tejen, volviendo las agujas, en punto de revés pasando el primero sin hacer. Realizar la misma operación en la pasada de derecho hasta quedarnos sin puntos en el talón.

Sacar, sobre las 22 pasadas, 16 puntos y continuar tejiendo en p de derecho los puntos que habíamos dejado en espera.

En la pasada de revés, tejer los 16 primeros puntos durante 22 pasadas, igual que hemos hecho al principio. Hacer los mismos menguados que en la talonera derecha pero sobre la pasada de revés (8 p revés, 2 p juntos de revés, dar la vuelta, tejer en derecho pasando el primero sin hacer y repetir el menguado hasta quedarnos sin los puntos de la talonera). Sacar 16 puntos sobre las 22 pasadas y terminar de tejer los puntos dejados en espera. (=70 p)

Para el empeine, y en la pasada de derecho tejer:
23 p derecho, 1 surjete, 20 p derecho, 2 p juntos al derecho, 23 p derecho
Revés
22 p derecho, 1 surjete, 18 p derecho, 2 p juntos al derecho, 22 p derecho (repetir quitando puntos del principio y el final de la pasada hasta quedarnos con 4 p)

Continuar recto, en p derecho  34 pasadas (estas pasadas pueden variar dependiendo de la talla que se quiera realizar. + pasadas = + talla ; – pasadas = – talla. Talla mínima 38)

Para la puntera menguar de la siguiente forma:
8 p derecho,  3 p juntos derecho, 3 p derecho, 1 surjete doble, 18 p derecho,  3 p juntos derecho, 3 p derecho, 1 surjete doble, 8 p derecho..
Revés.
6 p derecho, 3 p juntos derecho, 3 p derecho, 1 surjete doble, 14 p derecho, 3 p juntos derecho, 3 p derecho, 1 surjete doble, 6 p derecho.

Continuar con estos menguados hasta que queden 1 punto en la orilla y 6 en el centro, respetando siempre los 3 p de derecho entre los menguados.

Pasar una hebra de otro color. Coser la puntera en punto Grafting (costura invisible) y el resto del calcetín con costura invisible lateral (sobrehilado, cogiendo en cada lado un punto por pasada tejida)

Tejer el otro calcetín igual.

Para modificar las tallas y hacerlas más pequeñas, usar el patrón realizado con lana Alaska-Maxi Merino pero usando una lana más fina y menos aguja.

Dudas o consultas por facebook en la página

Calcetines Lana Katia Alaska, Maxi Merino o Azteca

IMG_20141229_160710

https://www.facebook.com/OrihuelaLanas

Materiales:
Aguja nº 6
Lana Katia Alaska, Maxi Merino o Azteca

Talla mínima 35

Instrucciones:

Usar una lana más fina, y agujas más pequeñas para hacer calcetines de niño, o bebé.
Montar 32 puntos, y tejer, en punto elástico 1/1 lo que deseemos de tobillero. Mínimo 10 cm.

Tejer los 8 primeros puntos, dejando los 24 restantes en espera, hasta tener 14 pasadas en punto de derecho.

Sobre estos 8 puntos tejer el talón de la siguiente manera: 3 p derecho, un surjete sencillo (dejar los siguientes 3 puntos en espera), quedan 4 puntos en la aguja que se tejen, volviendo las agujas, en punto de revés pasando el primero sin hacer. Realizar la misma operación en la pasada de derecho hasta quedarnos sin puntos en el talón.

Sacar, sobre las 14 pasadas, 7 puntos y continuar tejiendo en p de derecho los 24 puntos que habíamos dejado en espera.

En la pasada de revés, tejer los 8 primeros puntos durante 14 pasadas, igual que hemos hecho al principio. Hacer los mismos menguados que en la talonera derecha pero sobre la pasada de revés (3 p revés, 2 p juntos de revés, dar la vuelta, tejer en derecho pasando el primero sin hacer y repetir el menguado hasta quedarnos sin los puntos de la talonera). Sacar 7 puntos sobre las 14 pasadas y terminar de tejer los puntos dejados en espera. (=38 p)

Para el empeine, y en la pasada de derecho tejer:

10 p derecho, 1 surjete, 14 p derecho, 2 p juntos al derecho, 10 p derecho

Revés

9 p derecho, 1 surjete, 14 p derecho, 2 p juntos al derecho, 9 p derecho (repetir quitando puntos del principio y el final de la pasada 6 veces en total hasta quedarnos con 24 p)

Continuar recto, en p derecho  12 pasadas.

Para la puntera menguar de la siguiente forma:

4 p derecho,  2 p juntos derecho, 2 p derecho, 1 surjete, 6 p derecho,  2 p juntos derecho, 2 p derecho, 1 surjete, 4 p derecho..

Revés.

3 p derecho, 2 p juntos derecho, 2 p derecho, 1 surjete, 4 p derecho, 2 p juntos derecho, 2 p derecho, 1 surjete, 3 p derecho.

Continuar con estos menguados hasta que no queden puntos en la orilla ni en el centro, respetando siempre los 2 p de derecho entre los menguados.

Pasar una hebra por los puntos sin cerrar y coser.

Tejer el otro calcetín igual.

La Magia Terapéutica del Ganchillo o Crochet

La Magia Terapéutica del Ganchillo o Crochet
Por Sara Dorazio de Palma
http://www.ganchillomagico.com

¡¡¡Hola a todas!!! Desde muy chica he escuchado a mi abuela Ana, a mi madre y a todas las mujeres que en ese momento eran “mayores” para mí, que el crochet o ganchillo y el punto o tejido a dos agujas las relajaba. Claro, yo no entendía nada de esto, era muy chica, pero como todo lo que uno ve de pequeña y lo aprende se le queda.

Poco recuerdo de cuando empecé a tejer, debo haber sido muy pequeña, porque los recuerdos que tengo míos ya son tejiendo, jeje. Ha sido con el tiempo que he comprendido tal afirmación, y con el avance de las nuevas tecnologías he podido comprobar esta gran verdad.

Son innumerables los artículos y blogs que hay publicados de tejidos y prácticamente todos coinciden en los beneficios para la salud.

Hace un año que me quedé sin trabajo, y la verdad es que después del duelo que significa trabajar durante años dándolo todo, y de un día para otro quedarte sin actividad laboral, no sabía que hacer, al principio, como todo, disfrutar de estar en casa, con mi familia, hacer lo que quisiera y cuando quisiera, todo  muy bien, pero llegó un momento que ya no tenía más interés, la casa estaba ordenada y limpia, mi marido en su trabajo, mis hijas en sus actividades… y yo me pregunté : ¿¿¿ahora qué hago??? Pues bien, a tejer se ha dicho, no pueden imaginarse la cantidad de cosas que tejí en este tiempo, para mí y para mis hijas, chalecos de varios colores, reciclé algunos que no les gustaban y se los hice de nuevo, ponchos, bufandas de todos los colores imaginables, y hasta la famosa Manta de la abuela Ana con todos los restos de lana que me habían sobrado.

Como ya tenía a todos bien abrigados, después de varios meses se me encendió la lamparita…” ¿Y si hago algo que sirva para compartir mis conocimientos, ayudar a otros y por qué no, tejer para personas que  quieran y les guste lo que yo hago?

Pues bien comencé en Agosto!!! A tejer pensando en la navidad, tenía muchos adornitos hechos, pero no me animaba a publicarlos, no sabía cómo darle forma a la idea que rondaba en mi cabeza, hasta que me decidí y así fue como nació http://www.ganchillomagico.com, en principio fue una humilde página de Facebook y luego creamos el blog, recién esta en inicio, llevo muy poco tiempo con este proyecto, pero tengo puesto en él toda la ilusión y las ganas que se puedan imaginar, va poquito a poco, pero con orgullo puedo decir que tengo muchos seguidores tanto en Facebook, como en google+ y en el blog.

Me fascina, y me llena de orgullo y alegría cada vez que el móvil suena y me indica que alguien le ha dado me gusta a la página, no me podía imaginar que a tanta gente les guste las cosas que hago.

He leído muchos artículos referentes a la terapia des estresante del ganchillo, yo no sé si he tenido depresión o no, pero sí sé que me ha dado un motivo más para seguir adelante, con muchísima fuerza y voluntad, en estos tiempos difíciles que nos tocan vivir, es verdad que “el ganchillo relaja” como decía mi querida abuela Ana, mi madre, mi suegra, mi hermana, ¡¡¡y más y más personas que no las puedo mencionar porque son muchísimas!!!

Me encantó la propuesta de Belén de escribir en el espacio de su blog “Colaboraciones”, y espero os haya sido de utilidad mi artículo.

Bueno, ya les he dado demasiado la lata con esto, no me quiero enrollar más, solamente desearles Feliz Navidad y que el 2015 sólo venga cargado de cosas buenas y buenos deseos para todos!!!! Un abrazo gigante.

Palmeras, Cocos, Playa y Tejido. . .

Palmeras, Cocos, Playa y Tejido…
Por Maricarmen Márquez
Dokuma playas (Dokuma Playas)

Mónica Andrade                      Patricia Cuautle
Mónica Andrade                         Patricia Cuautle

Dokuma Playas comienza como la idea de reunirse a tejer para compartir tiempo, ideas y consejos del tejido. Mónica Andrade, residente de Playas de Tijuana y por quien comienza este grupo, ha tejido desde niña pero es en estos últimos años es que se interesa en tejer más, solo que no conoce más que algunos puntos (puntadas) y comienza a acercarse a los lugares donde se compra el material, estambres, agujas, ganchos, etc., se da cuenta que las clases de tejido se cobran y es entonces que surge la idea de un grupo donde se apoyen, enseñen y compartan el arte de tejer, gratis. Con esta idea postea en FB la pregunta “¿A quién le gustaría hacer un grupo de tejido gratuito? – Mónica no tenía idea de que esta pregunta llevaría al comienzo de Dokuma Playas, siendo el 12 de Febrero del 2014 su primera reunión. Mónica se había encargado de encontrar un lugar para que Dokuma Playas se reuniera, encontrando así B Coffee and tea House.

En esta primera reunión todas las personas llevaron sus tejidos, ideas y preguntas, lo cual marco la necesidad de reunirse cada semana y así fue como se acordó juntarse todos los sábados a la misma hora, 11:00am. Dokuma Playas establece un grupo privado en FB que lo lleva a crear una página pública, manejada en su mayoría por Patricia Cuautle, en la cual se comparten ideas, artículos y de esta forma comienza Dokuma Playas a conectarse no solo con grupos de otros estado de todo México, sino que también de todas partes del mundo. La página de FB Dokuma Playas tiene alrededor de 2,828 likes y continua creciendo y compartiendo el arte del tejer con cada una de las personas que se añaden al grupo, tanto los sábados como cada día mediante FB. Dokuma Playas ha participado en el Día Mundial de Tejer en Público al lado de los 36 países que se unieron en ese día. Es por eso que estamos haciendo un llamado para todas aquellas personas que se quieran unir a nuestro grupo en cualquier parte del mundo que se encuentren, creando así Dokuma en su ciudad, estado, país.

Dokuma Playas está dedicado a compartir, enseñar y trasmitir la belleza de este arte que no solo relaja, sino que también nos provee con proyectos dignos de compartir con las próximas generaciones.

Aquí puedes ver un vídeo de nuestra participación del Día Internacional de Tejer en Público (http://youtu.be/5xH7DZFkhfs).

Dokuma Facebook-20141215-111747Facebook-20141215-111943
Facebook-20141215-111843 Facebook-20141215-111820

La maravillosa y apasionante historia del tejer: el antiguo Egipto, Mesopotamia y la cultura minoica

LA MARAVILLOSA Y APASIONANTE HISTORIA DEL TEJER: EL ANTIGUO EGIPTO, MESOPOTAMIA Y LA CULTURA MINOICA.
Por Alejandra Izquierdo
http://diariosdecostura.blogspot.com.es

En pleno siglo XXI nos estamos volviendo locos y locas por tejer, parece que queremos volver a la época en que veíamos a nuestras abuelas ideando sus propios patrones o haciéndote una chaquetita de punto para que pasases calentito/a el invierno. Parece que es la nueva moda, que estamos descubriendo un mundo nuevo, apartado de los jerseys de lana de mala calidad que nos venden en muchas tiendas y que no están hechos a mano. Pero realmente… ¿esta moda es fruto únicamente de la nostalgia de nuestro tiempo o es una tradición de hace miles de años que ahora se ha convertido en moda porque en nuestra sociedad ya no es necesaria para la subsistencia?

Aunque nos parezca lejano, las culturas egipcia, mesopotámica y minoica hacia el 2.000 a. C. ya contaban con un desarrollo productivo importante en lo que respecta al comercio del textil. Las fibras para hacer tejidos más utilizadas entre el 2.000 y el 1.000 a. C. fueron la lana y el lino. El lino fue el primer tejido en utilizarse para la producción de textiles, mientras que habrá que esperar hasta el 4.000 a. C. para la aparición de la lana, porque es cuando se fecha la aparición de la oveja domesticada con una producción de lana de calidad. De la oveja domesticada es de la que nos llevamos beneficiando 6.000 años para hacer esas cositas que tanto nos gusta hacer.

Parece ser que hubo un paso intermedio entre el uso de pieles de animal y el uso de tejidos elaborados de lino y/o lana, utilizándose el fieltro por parte de sociedades nómadas, ya que su obtención y elaboración es mucho más simple que el tejido con lana. No obstante, hay que tener en cuenta que la técnica del hilado ya la conocían desde el Paleolítico, época en la que ya aparecen restos de cuerdas, por lo que no nos extrañe que pudiesen manufacturar la lana. Una vez que acaba el Neolítico, y se da este desarrollo cualitativo en las formas de producción textil, ¿qué sucede en torno al año 3.000 a. C. cuando aparecen los primeros indicios de escritura?

Hagamos un viaje en el espacio y en el tiempo: viajemos al antiguo Egipto. Sí, sí, viajemos a la cultura y la sociedad que construyó las pirámides (no con esclavos como creen muchos, sino con campesinos que iban voluntariamente). A través de muchas pinturas descubrimos que los egipcios conocían el huso, para la manufacturación del tejido, y tanto hombres como mujeres se dedicaban a este bello oficio. No obstante, como en Egipto no hace mucho frío, sino más bien un abrasador calor, no utilizaban mucho la lana, dándole un uso mucho menos extendido que el lino, aunque sí que la manejaron al ser fácil de manipular. Además hay otro factor a tener en cuenta por el cual los egipcios no usaban mucho la lana (o al menos eso pensamos nosotros por lo que nos ha llegado): consideraban que los tejidos de origen animal eran impuros, por lo que no debían utilizarse en rituales, es por esto por lo que los tejidos que se han conservado en las tumbas son solamente de lino. Tampoco debe extrañarnos esta prohibición, ya que es una restricción que también aparece en el libro del Deuteronomio en La Biblia.

Mujeres tejiendo y usando la lanzadera en el Antiguo Egipto, tumbas de Beni Hasan

Mujeres tejiendo y usando la lanzadera en el Antiguo Egipto, tumbas de Beni Hasan

La lana fue el tejido de origen animal más extendido durante la Antigüedad (ya se sabe, porque da mucho calorcito), y en los lugares donde más se usó fueron en Creta y en Mesopotamia. Actualmente estamos acostumbrados a que la lana se obtenga de la oveja por medio del esquilado, pero los antiguos antes del I milenio a. C., arrancaban el pelo del animal, pero con la extensión del uso del Hierro se extendió también la técnica del esquilado.

En Mesopotamia y en Egipto manufacturaban los tejidos con un telar horizontal, ¿cómo lo manufacturaban antes de la aparición del telar? De forma manual, pero idearon este sistema para tensar mejor los hilos. Mientras tanto en la zona minoica y micénica, en el Egeo, encontramos el uso del telar vertical. En especial en el palacio de Cnosos (Creta) encontramos un tipo de pesas de telar vertical que no se exportan hasta el 1.750 a. C., por lo que seguramente en este palacio se produciría un tipo de tejido especial. Egipto a partir de la segunda mitad del II milenio a. C. se apuntará también al uso del telar vertical.

Reconstrucción de un telar de suelo egipcio

Reconstrucción de un telar de suelo egipcio

¿Quiénes eran los que utilizaban y manejaban estos telares? En el Egeo y en Mesopotamia se dedicaban a esta labor las mujeres, mientras que en Egipto las mujeres serán las que manufacturen con el telar horizontal y los hombres con el telar vertical.

Hay una pregunta que aún no hemos resuelto… ¿porqué eran tan blancas las ropas de los egipcios? Porque el lino es difícil de teñir, aguantando poco los tintes, mientras que la lana es más fácil de teñir o incluso de jugar con los colores naturales de las fibras para crear colores. Los egipcios, celosos de la capacidad decorativa de sus vecinos, supieron llenar este vacío en sus prendas blancas utilizando otros elementos decorativos para aportar más color a sus vidas, como lo fueron por ejemplo las incrustaciones de otros materiales en las prendas.

Pese a que hemos observado que los hombres participaban de estas actividades, en realidad eran las mujeres las que mayoritariamente se dedicaban a esta actividad. Las mujeres no solo se dedicaban a la esfera doméstica, sino que también desarrollaban un trabajo fuera del mundo del hogar en el mundo de la producción textil que dependía del Estado de la época. La razón por la cual las mujeres podían realizar este trabajo era por la maternidad, ya que el tejido era una tarea repetitiva que podían interrumpir si necesitaban atender a sus hijos y además era una tarea que no era peligrosa, por lo que no ponía en peligro la capacidad reproductora de esa sociedad. La razón por la cual los hombres están asociados a técnicas de manufactura es porque en épocas de innovación tecnológica los hombres pueden realizar tareas que son femeninas, y porque el hombre normalmente es el que manipula las materias primas.

Por favor, ¡que alguien me quite este peso de encima!

Por favor, ¡que alguien me quite este peso de encima!

Bibliografía:
GARCÍA, A. (2005): “Producción textil y división sexual del trabajo en la Antigüedad. Mesopotamia, Egipto y el Egeo en el Segundo Milenio a. n. e.”, Dialnet. Disponible en PDF online.